Archivo de la etiqueta: Espècies cinegètiques

Cinco cosas que puedes hacer por el hábitat de la perdiz (y que quizás ya estés haciendo)

Muchos cazadores y gestores se muestran pesimistas ante la poca capacidad que tenemos de cambiar cosas pero, ¿está todo perdido? No, todo no, y muy seguramente tú puedas hacer cosas para la perdiz en lo que a gestión del hábitat se refiere.

Comunicació de
Carlos Sánchez García-Abad, coordinador de investigación Fundación Artemisan

Llegir més

Estudio científico avala las propiedades saludables de la carne de ciervo

Un estudio científico elaborado por la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza (ASICCAZA) y la Fundación Artemisan, en colaboración con investigadores del Área de Tecnología de Alimentos de la Universidad de Castilla-La Mancha, ha confirmado las propiedades saludables de la carne de ciervo. Así, en base a los resultados de ese estudio, este producto podrá utilizar declaraciones de propiedades saludables previstas en la normativa europea.

Més informació a Fundación Artemisan i Desveda

La caza como herramienta de gestión necesaria

Las conclusiones de la novena edición del RUSI inciden en la necesidad de una caza racional y equilibrada para el control eficaz de las poblaciones de ungulados, destacando, como importantes trabas para conseguir los fines propuestos, la evidente reducción del número de cazadores así como la percepción negativa de la sociedad frente a esta actividad. En este sentido, se ha contemplado la necesidad de la inclusión en la gestión de los ungulados de aspectos sociales, educativos, de concienciación, corresponsabilidad y, sobre todo, de la búsqueda de buscar alianzas en la solución de estos conflictos, máxime en una sociedad cada vez más urbana con una creciente percepción idealizada de la naturaleza.

La recuperación de la perdiz roja autóctona, paso a paso

Conclusiones del estudio

Como conclusión, aquellos cotos que todavía tienen perdices y quieren recuperarlas (al menos 2-3 parejas por 100 hectáreas), debieran centrarse en poner en marcha las medidas anteriormente descritas antes que realizar repoblaciones, intentando favorecer también al conejo de monte, cuya recuperación también puede ayudar a la perdiz.

No existen medidas milagrosas que consigan la recuperación de la especie de forma inmediata, sino que el éxito sólo pasa por la planificación a medio y largo plazo, la implicación de los cazadores y la aplicación de medidas basadas en el conocimiento de las poblaciones de partida y las circunstancias específicas del entorno en el que se quiere actuar.

Es posible pensar en un primer análisis que el coste medio para la recuperación de la especie puede parecer elevado y no al alcance de muchos. Sin embargo, si analizamos con detenimiento los gastos asumidos por muchas sociedades de cazadores que, con buena intención, pero no siempre con una planificación acertada que da lugar a numerosos fracasos, podremos darnos cuenta que no se trata de importes excesivos, más cuando se logra tener el éxito pretendido.

Por otra parte, cuando se dispone de cotos de gran superficie, puede ser conveniente planificar la recuperación en un área reducida de los mismos que pueda servir, no sólo como un ejemplo a seguir para el resto, sino también como punto de dispersión de ejemplares silvestres hacia entornos cercanos, de manera que podamos ir haciendo escalables las actuaciones y asumibles desde un punto de vista presupuestario.

Cazawonke, 14/11/2018

Autores: Por Carlos Díez Valle y Carlos Sánchez García-Abad – Equipo Técnico de Ciencia y Caza (www.cienciaycaza.org) 


Percepciones sobre el conejo y su gestión en áreas de daños

Éste es un ejemplo típico de conflicto asociado a la gestión de fauna silvestre: se trata de una especie que causa daños a la agricultura, pero que a la vez es importante por su valor ecológico en el ecosistema o por alguna otra razón para otros sectores de la sociedad.

En este artículo se muestran algunos de los resultados de un estudio cuyo objetivo fundamental es evaluar la percepción social del conejo y su gestión en los sectores fundamentales implicados: cazadores y agricultores.

El trabajo es fruto de una colaboración entre un proyecto de WWF –con apoyo de la Fundación Biodiversidad– y el proyecto de investigación Ecología, sociedad y gestión de fauna: el conejo en la península Ibérica (CGL2013-43197-R) llevado a cabo en el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CSIC), con la participación de investigadores del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC; CSiC-UCLM-JCCM), y las Universidades de Córdoba y Sevilla.

Llegir més: Cazawonke

La triquinelosis sigue presente

Se trata de una parasitosis de gran importancia para la salud pública, puesto que, como bien sabemos, es una zoonosis, esto es, cuenta con capacidad para afectar al hombre, causando además, en las personas afectadas, graves consecuencias e incluso la muerte en los casos más extremos.

A pesar de que la incidencia es reducida, el parásito sigue estando presente en los jabalíes que cazamos y casi todos hemos conocido alguna «historia» de alguien que, por no llevar las muestras al veterinario, la acabó «cogiendo».

Un trabajo publicado por Boadella y colaboradores en 2012, en el que recopilaron los resultados de pruebas frente a la enfermedad en jabalí en Ciudad Real, utilizando los resultados de 95.070 animales desde 1998/1999 hasta 2009/2010, mostró un 0,2 % de muestras positivas. Si bien, a pesar de estas bajas prevalencias, la importancia del proceso hace que año tras año las administraciones competentes mantengan los programas de vigilancia frente a la enfermedad.

Llegit a 

Un jabalí ataca a una familia en el parque del Tibidabo

El parque de atracciones del Tibidabo fue el escenario de un ataque de un jabalí contra una familia barcelonesa el pasado martes por la tarde. «Me embistió y me levantó dos o tres veces», asegura Núria Medina, víctima de la agresión. Según datos del ayuntamiento, la presencia de estos animales llega a los 1.500 ejemplares solo en Collserola, cuando el espacio natural debería albergar como mucho a unos 600.

Llegir més

¿Por qué tenemos menos tórtolas?

Aunque precisa que la caza no es la causa final en el descenso de tórtolas, el ingeniero Eraud explica que actualmente “hay que tener en cuenta que las prácticas de caza no sostenibles pueden contribuir a afectar negativamente a la tasa de crecimiento de la población, especialmente cuando la productividad es baja”.

Por este motivo, recalca que establecer un modelo de gestión que permita determinar la bolsa anual de caza acorde a la situación de la especie “es claramente necesario”, según se reflejaba en el Plan de Gestión de la Tórtola europea.

Para hacer frente a las necesidades de investigación, obtener más datos y desarrollar medidas de conservación, el equipo de Eraud cree que esto sería posible mediante un grupo de científicos europeos y conservacionistas de todas partes, al tiempo que los cazadores y distintos gobiernos “juegan su respectivo papel en la reversión de las tendencias demográficas”.

Una actuación conjunta que logre recuperar la población de tórtola común o europea y permita, sin exponer la conservación de la especie, rehacer su abundancia y protagonismo en la media veda.

Llegit a