¿Por qué tenemos menos tórtolas?

Aunque precisa que la caza no es la causa final en el descenso de tórtolas, el ingeniero Eraud explica que actualmente “hay que tener en cuenta que las prácticas de caza no sostenibles pueden contribuir a afectar negativamente a la tasa de crecimiento de la población, especialmente cuando la productividad es baja”.

Por este motivo, recalca que establecer un modelo de gestión que permita determinar la bolsa anual de caza acorde a la situación de la especie “es claramente necesario”, según se reflejaba en el Plan de Gestión de la Tórtola europea.

Para hacer frente a las necesidades de investigación, obtener más datos y desarrollar medidas de conservación, el equipo de Eraud cree que esto sería posible mediante un grupo de científicos europeos y conservacionistas de todas partes, al tiempo que los cazadores y distintos gobiernos “juegan su respectivo papel en la reversión de las tendencias demográficas”.

Una actuación conjunta que logre recuperar la población de tórtola común o europea y permita, sin exponer la conservación de la especie, rehacer su abundancia y protagonismo en la media veda.

Llegit a 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − catorce =