El cruce de especies de jabalí en Collserola aumenta el riesgo de superpoblación

El vietnamita, un animal que muchos pensaron que podía ser una buena mascota hasta que se hartaron de él y lo soltaron en la montaña, al ladito de Barcelona. Todos esos repudiados se han puesto cómodos y ya se están apareando con el euroasiático, el marrano autóctono de la capital catalana. Ya se han avistado familias mixtas. Y es un problema, ya que no ayuda a la superpoblación. Más bien todo lo contrario.

El dato lo aporta Marià Martí, el veterano gerente del consorcio del Parque Natural de Collserola. Y lo certifica porque en los alrededores de las oficinas en las que trabaja ya se han encontrado a varios de estos clanes mezclados.

Llegir més

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − catorce =