Repoblar con perdices adoptadas, un novedoso método de recuperación

Una semana después de abatir las dos primeras perdices acudimos invitados por Dionisio Grande a su finca de Ciudad Real, donde llevó a cabo el desarrollo inicial de su metodología. Allí pudimos cazar en una zona en la que no se habían soltado perdices apadrinadas y cobramos una con la marca alar. Después de su estudio, Dionisio determinó que la perdiz llevaba en al campo 15 meses. Era momento de extraer conclusiones y valorar la eficacia de su sistema ideado. Está más que demostrado que una perdiz soltada al campo ‘sin más’ ni más no aguanta dos meses largos como las primeras que cazamos en nuestra finca o la que se abatió en la finca de este joven ingeniero después de un año y tres meses en libertad. Esto, unido a que ha podido ratificar que los ejemplares soltados han hecho pares con el campo y han sacado sus polladas esta temporada, son datos más que esperanzadores sobre este innovador método. Sí, repoblar con perdices adoptadas funciona.

Llegir més a Jara y Sedal

Mes informació a Perdices nativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 9 =