La meteorología condiciona la temporada de caza

Por José Luis Garrido en Club de Caza

Para las galliformes (codorniz y perdiz) la temperatura y la pluviometría de la primavera son determinantes porque en esa estación se producen las etapas más sensibles para su dinámica poblacional: puesta, incubación, nacimiento de pollos y superación del primer mes de vida de los pollos que es determinante para el éxito reproductor de la temporada. Hemos comentado en varias ocasiones que la meteorología condiciona la temporada de caza.

Dijimos en un artículo anterior que había una corriente de opinión entre los cazadores que nos hacía asociar que una buena cosecha era prolegómeno de un buen año de codornices; pero según demostramos con las tablas de capturas y de cosechas de los quince primeros años de este siglo, la relación entre cosechas y capturas no son directamente proporcionales en los años buenos, aunque sí lo son en los peores años. Una excelente cosecha y la pluviometría adecuada de la primavera invitaban siempre a pensar y pronosticar que va a haber codornices proporcionalmente a la generosidad de la cosecha. Pero no es así. Vean las coincidencias entre los dos años de mejores cosechas el rango que tenían las capturas de perdiz y codorniz en España.

Llegir més

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 6 =